De miedos, pasiones y rinocerontes dantescos

sights

(…) E. Hemingway: ¿Ha hecho el amor alguna vez con alguna mujer increíble?

Gil (Woody Allen alter  ego): La verdad es que mi prometida es bastante sexi…

E.H: Y cuando hacer el amor con ella, siente una pasión hermosa y verdadera…¿y al menos en ese momento le pierde el miedo a la muerte?

Gil: No, no suele ocurrirme…

E.H: Creo que el amor que es verdadero y real crea una tregua con la muerte. La cobardía viene de no amar, o no amar bien, que es lo mismo. Cuando el hombre que es verdadero y valiente, mira cara a cara a la muerte como los cazadores de rinocerontes que conozco, es que es valiente de verdad. Porque como aman con suficiente pasión, apartan a la muerte de su mente. Hasta que vuelve, como hace con todos los hombres…

Y ya es hora de volver a hacer el amor de verdad…Piénselo bien (…)

(Midnight in Paris, Woody Allen, 2011)

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Me parece increíble que haya pasado casi un año desde mi último escrito (me disculpo) y más extraño (y gratificante) aún me resulta comprobar la antítesis perfecta de un escrito con el otro.

Ahora quizá comprenda mejor la obra del señor Alighieri, y a pesar de haber sido sentenciado, pasé por los 9 círculos dándome cuenta que no encajaba, bajo mi sorpresa, en ninguno de ellos.  Al fin y al cabo entendí que, aunque la sentencia sea externa, la culpa es personal, y la expiación algo público, que son cosas diferentes.

Y será porque Hemingway y Woody Allen hoy me han terminado de dar la razón, porque únicamente encuentro sexual la muerte bajo un techo abuhardillado o porque ya no me reconozco en mis escritos anteriores, ya era hora de volver (perdón) empezar a hacer el amor de verdad y ahogar el miedo entre miradas de madrugada, sonrisas de buenos días y te quieros de buenas noches.

Como dijo un gran poeta,  “hoy me miré al espejo con los ojos de quién me odia y me sentí eufórico”, pero puestos a ser el reflejo de los ojos de alguien, prefiero el prisma que dibuja mi figura en los tuyos verdes.

Anuncios

~ por Orpheo en 21 noviembre 2011.

2 comentarios to “De miedos, pasiones y rinocerontes dantescos”

  1. Que felicidad!!!!!

  2. Creo que a todos nos pasa igual cuando miramos algo que escribimos hace tiempo, lo que nos parecía un mundo hace un año, ahora nos parece una tontería. Igual pasa cuando te relees un viejo libro o vuelves a ver una película. No sé exprime de la misma manera, no nos llega de igual forma.

    Así que… Sigue publicando!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: